Todo tipo de extintores, agua, polvo, CO2.....

Más info

Normativa de protección contra incendios y...

Más info

Mantenimiento de comunidades, hoteles, revisiones...

Más info

Instalaciones, puesta en servicio, diseños, proyectos.

Más info

Hidrante

Definición de hidrante

El hidrante es un equipo que suministra gran cantidad de agua en poco tiempo. Permite la conexión de mangueras y equipos de lucha contra incendios, así como el llenado de las cisternas de agua de los bomberos. Se conecta y forma parte íntegramente de la red de agua específica de protección contra incendios del establecimiento a proteger o de las redes de agua de uso público en las ciudades.

 

Tipos de hidrante

Los hidrantes pueden ser de columna o enterrados y pueden ser húmedos o secos. Los húmedos tienen el cuerpo lleno permanentemente de agua y la válvula está situada en la parte superior del hidrante. Se instalan en aquellos lugares donde se prevean temperaturas superiores a + 5º C. Los secos, utilizados en zonas donde las bajas temperaturas pueden provocar la congelación del agua, tienen la válvula a mayor profundidad. Esta está situada en el punto de conexión con la tubería de abastecimiento. El agua está retenida por debajo del nivel de suelo, de manera que la columna, que se encuentra a la intemperie, está seca. Este tipo de hidrantes tienen iniciada una línea de rotura para la columna que sobresale del suelo, de modo que en caso de accidente y/o rotura, éste rompe por la línea más débil y no se produce salida de agua al exterior. Los hidrantes de columna seca, se instalan en aquellos lugares donde se prevean temperaturas inferiores a + 5º C. Aquí podemos ver algunos ejemplos de hidrantes:

 

Recomendaciones

1) Los hidrantes anti incendios deberán instalarse de tal forma que resulte fácil el acceso y la utilización.

2) La distancia entre cada hidrante contra incendios y la fachada de la zona protegida deberá estar comprendida entre 5 y 15 metros.

3) La boca central del hidrante contra incendios quedará en dirección perpendicular a la fachada y de espaldas a la misma.

4) Para considerar una zona protegida por hidrantes contra incendios, la distancia de un punto cualquiera al hidrante contra incendios deberá ser inferior a los 100 metros en zonas urbanas y 40 metros en el resto.

5) Los hidrantes anti incendios deben de estar situados en lugares fácilmente accesibles, fuera de espacios destinados a la circulación y estacionamiento de vehículos y debidamente señalizados.

Mantenimiento

R.D. 1942/1993 El Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, indica que las revisiones pueden ser realizadas por el titular de la instalación o por la empresa mantenedora, si es contratada para ello por el titular.

Cada tres meses Comprobar la accesibilidad a su entorno y la señalización en los hidrantes enterrados, Inspección visual comprobando la estanquidad del conjunto. Quitar las tapas de las salidas, engrasar las roscas y comprobar el estado de las juntas de los racones.

Cada seis meses Engrasar la tuerca de accionamiento o rellenar la cámara de aceite del mismo. Abrir y cerrar el hidrante, comprobando el funcionamiento correcto de la válvula principal y del sistema de drenaje.